sábado, 22 de agosto de 2009

Guerra El Salvador-Honduras


Señoras y señores, amantes de Clío:

¿Como están? el día de hoy por la mañana fuimos invitados por el programa "La hora de Sofia", de radio YSUCA 91.7 fm, para discutir sobre el conflicto entre El Salvador y Honduras en el año de 1969. Resultó interesante y se discutieron algunas temáticas muy buenas con referencia a este conflicto entre países hermanos.

Entre las temáticas más importantes cabe rescatar el nacionalismo extremo que surgió en ambos bandos enfrentados, lo que se expresó en el famoso nombre "la guerra del fútbol". Para todos en la cabina de la YSUCA resultó interesante que los partidos de futbol aún siguen despertando pasiones en nuestro país y de eso los vergonzonsos eventos como el mercado negro de la boletería, y los hostigamientos a los jugadores extranjeros que visitan nuestro país. Sólo por mencionar algunas cosas que no cambian.

Pero en un tono más político-social se comentó que los factores que llevaron a la guerra fueron las migraciones, la expropiación de tierras y los abusos contra los salvadoreños que eran enviados de regreso a nuestro país. Sin embargo, Carlos Gregorio López señaló que los hondureños han trabajado más el punto de la guerra y nosotros en El Salvador nos conformamos con decir que invadimos Honduras. La verdad, los conflictos limítrofes aún continuan, y los hondureños han "ganado" las batallas diplomáticas, al menos sus argumentos han sdo más fuertes.
Propongo reflexionar tres puntos: por un lado las permanencias que se refieren al nacionalismo. segundo, los problemas limítrofes y la incapacidad de nuestros gobiernos centroamericanos de dialogar y tercero, la necesidad de abordar la migración como un problema histórico. Desde los grupos Olmecas, Mayas y Nahuas que llegaron a nuestra región, hasta el día de hoy y las migraciones a EE. UU., las migraciones han sido -y seguirán siendo- constantes que se han motivado y justificado por una infinidad de razones que no se explican a satisfacción. ¿Que hay que decir sobre esos puntos en materia de historia o de las ciencias sociales?


La foto: Luis Alvarenga, Carlos Molina, Alfredo Ramírez (su servidor) y Carlos Gregorio López

2 comentarios:

Rita Cantaelagua dijo...

Creo que un tema que no se puede dejar de lado, junto con el de las migraciones que remite al ser en devenir, a su movimiento y a la historicidad de ese movimiento en tanto práctica social es también, la presencia de la cuestión del autoritarismo, y como en sus manifestaciones concretas en lo referente a conflictos abiertos vehículiza tensiones como las que mencionan.
Congratulo, el esfuerzo de la radio, gracias Carlos, compañeras/os.

Saludos cordiales,

Luis Gómez.

Erick dijo...

Hola, quiero hacer mi comentario respecto al NACIONALISMO, y es que es increìble que a estas alturas del partido aùn existan personas que reduzcan sus opiniones a cuestiones tan frìvolas y ambiguas como la nacionalidad, sobre todo en estos tiempos donde se enarbola tanto la globalizaciòn, la comunidad mundial y cosas por el estilo. Recuerdo haber leido alguna vez que Mario Vargas Llosa decìa algo asi como que no hay una forma màs oblicua y disimulada del racismo como el nacionalismo y èl decìa tambièn que el nacionalismo llevado a sus ùltimas consecuencias llevaba al Nazismo. Y si eso lo dice alguièn como èl que es de derecha, no podemos menos que tomarle la palabra.
Aquì en nuestro paìs no sòlo se agita mucho esa bandera -sobre todo en campaña electoral- sino que para colmo se interpreta de manera distorcionada. Ya que aquì si alguièn dice abiertamente que el nacionalismo es una ridiculez, pues ràpido lo tachan a uno como traidor, comunista y cosas por el estilo.
Fue un buen programa el del sàbado, y recomiendo a todos escuchar La hora de Sofìa en la YSUCA 91.7 fm, Sàbados a las 10 am.

Erick Mena